Estudio concluye que regulación limita retornos de fondos de AFP
27 Marzo 2017
Estudio concluye que regulación limita retornos de fondos de AFP
 
Rentabilidad de los multifondos podría estar hasta 15% por debajo de su nivel óptimo, concluye informe de la U. de Chile. Autor plantea que las AFP obtienen la mayor parte de sus ingresos por las comisiones, por lo que su negocio está en captar usuarios.
 
 
 
Los fondos de pensiones que administran las AFP están significativamente por debajo de la “frontera eficiente de inversión”, es decir, el óptimo de rentabilidad que se puede esperar de un portafolio. Así lo señala un reciente estudio de la Universidad de Chile, que plantea que, por ejemplo, el retorno promedio del Fondo A y del Fondo E están 15,74% y 2,84%, respectivamente, debajo de este nivel.
 
Esto significa que los Fondos A y E, tuvieron una rentabilidad promedio entre 2009 y 2016 de 9,9% y 5,0%, respectivamente, en circunstancias que durante el mismo periodo, su retorno podría haber aumentado en 1,59 veces para el Fondo A y en 0,57 veces para el Fondo E, si se hubiera invertido de manera óptima.
 
Según el autor del estudio y académico del Instituto Milenio para la investigación de Imperfecciones del Mercado y Políticas Públicas, y del Centro de Finanzas de la U. de Chile, Alejandro Bernales, tales alzas “se traducen en significativas e importantes mejoras en inversiones a largo plazo”, como el que aplica a los fondos previsionales.
En dinero, esto significa que $ 100 en un fondo de pensión que la AFP invierte por 40 años, con una rentabilidad del 6,9% anual (que fue el retorno promedio del Fondo C en entre 2009 y 2015), generaría $ 1.442 tras cuatro décadas. Pero si la AFP lograra invertir esos $ 100 a un 10,9% de retorno, al cabo de 40 años, esto generaría $ 6.269. En otra palabras, un aumento de sólo un 4% genera $ 4.827 adicionales, lo que equivale a un incremento de 3,34 veces el capital obtenido a una tasa de 6,9%.
 
Según Bernales, el hecho de que las AFP no estén invirtiendo en forma óptima los fondos se relaciona con que la regulación podría no estar generando los incentivos adecuados. Por un lado, está el cobro de comisiones por administración de las AFP que, de acuerdo al Decreto Ley 3.500, se hace desde el ingreso y por lo tanto gran parte del ‘negocio’ de estas “no consiste en invertir bien su propio dinero en los fondos de pensiones, sino que capturar una mayor cantidad de afiliados que paguen comisiones”.
 
De hecho, el estudio de Bernales dice que en el período analizado, un 95% de los ingresos de las AFP vienen de las comisiones. De esta manera, “el actual modelo de negocios de las AFP podría generar que éstas se concentren más en la parte comercial y ventas del negocio para capturar más afiliados, en vez de enfocarse en la parte financiera”. Por ello, propone que las comisiones tengan un componente fijo (menor al actual) y otro variable que dependa del desempeño de cada administradora.
 
Otro tema clave es el mecanismo de comparación de los retornos de los fondos. Esto porque la ley establece que ningún fondo puede rendir por debajo de la rentabilidad del promedio de 36 meses del mismo portafolio en el resto de las AFP. Esto, unido a que las carteras son públicas, “produce un incentivo para que las AFP se copien”, dice Bernales, lo que “ puede redundar en inversiones sub-óptimas, al ser posible que todas las AFP lo estén haciendo mal, pero si son comparadas con el promedio de las mismas se relativiza el mal desempeño”. En esto ayudaría simplemente contar con un punto de comparación de rentabilidades externo y objetivo.
 
 
Opinión de la industria
 
“Para hacer una correcta evaluación, es necesario estimar la frontera eficiente con el universo real de alternativas de inversión de los Fondos de Pensiones, ya que todas las restricciones que buscan seguridad tienden a disminuir el potencial de rentabilidad que se podría obtener, al existir total libertad de inversión”, explica el gerente de Estudios de la Asociación de AFP, Roberto Fuentes Silva.
 
“En el estudio no se detalla la construcción de la frontera eficiente, pero cada inversión que realizan los Fondos de Pensiones contempla en torno a 90 restricciones de inversión. De contemplarse en el modelo todo estos detalles, la diferencia entre la cartera óptima y la efectiva sería bastante menor”, agrega el ejecutivo de la industria.

Ver noticia completa
 

República 701, Santiago, Chile. Teléfono: (+562) 2978 4054 / (+562) 2978 4914

E-Mail: cf@dii.uchile.cl

El Centro de Finanzas agradece el significativo aporte del Banco de Crédito e Inversiones, BCI, a esta iniciativa